Cinco consejos para hablar en público

d5666988-c524-4d41-94e8-872241725957

Cinco consejos para hablar en público

¿Admiras a los oradores que cautivan al público cuando y donde quiera que hablan?

¿Te gusta cómo sus palabras parecen hacer magia?

¿Te has imaginado haciendo lo mismo algún día?

¿Te tiemblan las piernas cada vez que tienes que hablar en público?

Si te identificas con esto de y siempre puedes buscar formas de resolverlo. No se puede negar que el hecho de que hablar en público es un arte, pero es uno que se puede aprender y dominar.

Aquí te indicamos algunos consejos para hablar en público. Pueden sonar simples, pero de verdad que ayudan. Síguelos la próxima vez que tengas que hablar en público o tengas que hacer alguna presentación.

  1. Conoce a tu audiencia

Imagínate que preparas tu discurso/presentación teniendo sin saber si la audiencia es un grupo de profesional o una clase de estudiantes. Nada podría ponerte más nervioso que esta confusión. Con el fin de convertirse en un orador público increíble, es necesario asegurarse de que la presentación/discurso que está dando este específicamente dirigido para ese mismo público.

Por tanto, averigua siempre las características de la audiencia siempre que te sea posible. De esta manera, podrás incluir ejemplos que los pueda identificar con tu discurso lo que hará tu discurso mucho más ameno e interesante.

  1. Sin notas por favor!

Seguramente hayas escuchado esto mil veces. Aunque creas que ayudarte de notas puede ser prudente para evitar bloqueos en medio de la presentación, en realidad te puede hacer una mala jugada ya que te pueden hacer perder la credibilidad y carisma ante tu público.

La audiencia tiene que creer que eres un experto del campo que estás tratando. Como tal, ¿qué hace un experto con notas? Incluso cuando haces uso de estadísticas, las diapositivas son más eficaces que las notas de papel.

  1. Hacer contacto visual

Independientemente de si lo siente o no, cuando no hace contacto visual con su audiencia, el nerviosismo es más fácil de percibir. Piensa siempre que la presentación es algo así como una conversación con su audiencia. Como Simon O. Sinek, un consultor de dirección y liderazgo, orador y autor, comenta: “No le estás hablando a ellos, estás hablando con ellos”.

  1. Recuerde el viejo Adagio

Todos crecimos escuchando el adagio ‘la práctica hace a un hombre perfecto’. Esto es cierto en todos los campos, incluyendo la oratoria. Cuanto mejor prepare su contenido y practique para entregarlo de manera eficiente, mejor lo hará en el escenario. Además, cuantas más presentaciones en público hagas, más cómodo te sentirás.

  1. Utiliza un buen mando para presentaciones o puntero para controlar las diapositivas

Un consejo eficaz para reducir su nerviosismo es mantener su enfoque solo en hablar, en lugar de participar en múltiples cosas al mismo tiempo. Si está consultando notas, haciendo clicks en el ordenador o tiene que usar su portátil una y otra vez para controlar las diapositivas mientras habla, su atención flaqueará y esto afectara a su presentación. Al igual que las presentaciones en línea se prefieren más que las notas de papel, de la misma manera, un presentador inalámbrico se prefiere sobre el uso de un ordenador.

Un presentador inalámbrico no te limita al escenario. Como tienen un buen rango, puede moverse libremente por la sala sin tener que volver una y otra vez al ordenador para organizarlo todo y pasar las diapositivas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *